FANDOM


Spoilers CDSR3

Se conoce como nefilim verdadero a la capacidad que tenían los cazadores de sombras de convertirse en seres gigantes hechos de fuego celestial.

Creación Editar

En los primeros días de la raza de Cazadores de Sombras los nefilim comunes tenían la capacidad de transformarse en verdaderos nefilim a voluntad, a través de un proceso perdido hace mucho tiempo en la historia.

En años posteriores, se descubrió que los Cazadores de Sombras también podrían convertirse en verdaderos

nefilim cuando se encuentran en las etapas finales de la maldición parabatai. En estos casos, los dos parabatai comenzarían a desarrollar una poderosa magia que amplificaba sus runas, que con el tiempo comenzarían a arder con fuego celestial. También desarrollarían marcas negras en su piel, y eventualmente arderían en los pilares del fuego del cielo y se convertirían en verdaderos nefilim. Cuando se utiliza el proceso original perdido, uno de los dos que se someten a la transformación habría sido suficiente para transformarlos a ambos.[1]

Descripción Editar

Los verdaderos nefilim toman la forma de seres humanoides gigantes, brillando desde dentro con fuego celestial. Son increíblemente brillantes a la vista y se mueven como si estuvieran a la deriva en la luz, en lugar de pisotear como lo harían los gigantes. Los verdaderos nefilim todavía son capaces de hablar y parecen mantener cierta apariencia de sus recuerdos y apariencia humanos, pero ignoran en gran medida a quienes los rodean, incluidas las personas que alguna vez conocieron. Sin embargo, se sabe que matan a sus propias familias y seres queridos, así como a cualquiera que se interponga en su camino.

La experiencia fue descrita por Julian Blackthorn era sentirse como en una misión, y ser dirigido por una voluntad mayor que la suya.

Después de un tiempo, un nefilim Verdadero comienza a tambalearse y cansarse a medida que el fuego celestial se vuelve demasiado para ellos y las fisuras comienzan a aparecer en sus cuerpos, de donde el fuego comienza a fluir. En este punto, el cazador de sombras transformado debe volver a cambiar o ser consumido por las llamas.

En los casos en que dos parabatai involucrados sentimentalmente se conviertan en verdaderos nefilim y sobrevivan, ya no estarán unidos y sus runas parabatai se quemarán por el fuego celestial.[1]

HistoriaEditar

La tierra por la que hemos pasado como espías es una tierra que devora a sus habitantes; y todas las personas que vimos en él son de gran tamaño. Allí vimos a los Nephilim; y para nosotros mismos parecíamos saltamontes, y así les parecíamos.

–Antiguo testimonio de un verdadero Nephilim, La Reina del Aire y la Oscuridad

Cuando los cazadores de sombras fueron creados por el Ángel Raziel hace aproximadamente mil años el mundo se veía asolado por demonios que tenían proporciones enormes por lo que Raziel les dio la capacidad de convertirse en seres enormes que pudieran hacerles frente, pero esto solo se usaba como última opción ya que el cazador de sombras solía morir debido a que su cuerpo mortal no podía soportar el poder del fuego celestial durante mucho tiempo.

Los únicos casos conocidos de supervivencia fueron aquellos en donde quien se convertía tenía un parabatai que continuaba en su estado normal actuando como ancla para su compañero o compañera, pero pronto la Clave se dio cuenta que los parabatai que desarrollaban sentimientos amorosos entre si eran más propicios a convertirse ambos en nefilims verdaderos llegando a causar graves daños sin control, incluso matando a sus propias familias en sus intentos por hacerlos volver a su estado normal, por esta razón se decidió crear la ley que prohibía que los parabatai se enamoraran, ya que era peligroso para el resto que lo hicieran, no solo para ellos mismos.

En 2012, cuando Emma Carstairs y Julian Blackthorn se enamoraron comenzaron a sentir que la maldición parabatai se hacía cada vez más fuerte y los quemaba por dentro como si fuego corriera por sus venas. Cuando Emma fue apuñalada en la espalda por Zara Dearborn y estaba a punto de morir Julian fue a auxiliarla y su cercanía activó la maldición, por lo que ambos fueron consumidos por el fuego celestial y se convirtieron en nefilims verdaderos, llegando a matar a varios miembros de la Cohorte en los Campos Imperecederos sin tener control de sus propias acciones, y solo lograron volver a sus estados normales luego de que sus seres queridos les recordaron quiénes eran y por qué los amaban.

Una vez que el fuego celestial abandonó sus cuerpos descubrieron que sus runas parabatai ya no estaban y que el vínculo parabatai entre ambos había sido quemado por el fuego, lo que los dejó libres para estar juntos sin correr riesgos.[1]

Miembros Conocidos Editar

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

Este artículo utiliza contenido total o parcial de una página de Shadowhunters Wiki en inglés. (Ver historial).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.