FANDOM


Spoilers CDSTLH1

Belial, también conocido como Beliel y Belhor, es un poderoso demonio mayor y uno de los Príncipes del Infierno junto con otros ángeles caídos.

HistoriaEditar

Es uno de los ángeles seguidores de Lucifer que cayeron con él. Fueron desterrados al Infierno, donde en algún momento creó a la variada raza de demonios conocida como Eidolon, quienes compartían su habilidad para el cambio de forma. Es también el comandante de los demonios belial, nombrados en su honor.

En el siglo XIX, Axel Mortmain logró aliarse con él para crear una nueva raza parte nefilim y parte brujo. Para ello, este demonio se valió del cambio de forma, tomando la apariencia del esposo de Elizabeth Gray, Richard, teniendo relaciones con ella y dejándola embarazada. Su hija, Tessa, sería única en su especie, poseyendo la magia de los brujos, la fertilidad de los nefilim y la habilidad del cambio de su padre; uno de los efectos secundarios de su ascendencia mestiza es que las runas no le hacen efecto y se desvanecen en su piel. [1][2]

Eventualmente ella se casó con Will Herondale, con quien tuvo dos hijos, James y Lucie, ambos con habilidades especiales heredadas de su abuelo.

Se desconoce en qué circunstancias, pero Belial volvió al mundo humano en las primeras décadas del siglo XX, disfrutando de diversos placeres de esta dimensión, y matando sin remordimiento a aquellos que le decepcionaban de la manera más mínima.

En 1936 se descubrió una pequeña veta de adamas en la piedra caliza de las cavernas bajo las Cataratas de Rubí, en Estados Unidos. Belial, al descubrirlo, se apropió de dicho material (pudiendo manipularlo por ser más poderoso que un demonio común), creando con él una máscara.

Decidió instalarse en el misterioso carnaval de Chattanooga, Tennessee, y montar un Laberinto de Espejos como atracción para atraer víctimas. Estas iban adentrándose en el laberinto y, de conseguir llegar al centro, Belial se les presentaba bajo diferentes formas preguntándoles qué deseaban y ofreciéndoles diversos dones usando la máscara.

Uno de ellos fue Bill Doyle, un niño que obtuvo de Belial La Visión, y gracias a ella pudo ver a la Hermana Emilia y el Hermano Zachariah, que llegaron al lugar para buscar la pieza de adamas, indicándoles quien le había concedido dicha habilidad. Al encontrar a Belial, los nefilim negociaron con él la recuparación del adamas, cosa que este acabó consintiendo, pues no podía matar a Zachariah por una misteriosa deuda que tenía con él, y sentía curiosidad por Emilia. Esta última, antes de despedirse de él, le obligó a conceder a Zachariah y su antiguo parabatai, Will Herondale, una ilusión compartida en la que pudiesen pasar tiempo juntos, bajo amenaza de pasar el resto de su vida forjando una espada capaz de matarle de manera definitiva. El ángel caído accedió, desapareciendo inmediatamente después.[3]

EtimologíaEditar

Su nombre se deriva del hebreo bliya'al (bel-e-yah-al). Es una palabra compuesta por bliy (bel-ee') que tiene por significado "corrupción" o "ausencia". El segundo término es ya`al (yaw-al') que significa "ganancia". Por lo tanto su nombre puede interpretarse como: "el maldito", "el destructor" o "el de ganancias corruptas".

La variante de su nombre, Beliel, se traduciría del hebreo como "sin Dios" o "el que carece de Dios".

TriviaEditar

  • En el Libro Negro de los Muertos hay varias invocaciones en su nombre.
  • Se desconoce qué reino demoníaco es regido por él.
  • Representa el elemento tierra.
  • Antes de la caída era un ángel del orden de las virtudes.
  • Christopher Lightwood sugirió en una ocasión que los ojos de James podrían ser similares a los de su abuelo, aunque sin saber la identidad del demonio en cuestión.[4]
    • Esto podría ser cierto técnicamente, ya que al ser un cambiaformas, los ojos de Belial pueden ser de cualquier color (y de hecho posiblemente fuesen dorados antes de caer).
  • Es el patrón demoníaco del mes de enero.
    • Curiosamente uno de sus descendientes, Jace Herondale, nació el día 18 de este mes.
  • Se dice que fue él quien animó a Lucifer a rebelarse.
    • De ser así, que se le considere el padre de Lucifer es, en cierto modo, cierto, ya que su influencia contribuyó a la creación del Diablo.
  • Se le conoce por muchos títulos, entre ellos "señor de la arrogancia", "señor del orgullo" y "el hijo del infierno" (Baal ial).
    • En ocasiones también se le llama Satanás, por lo que se le confunde a menudo con Lucifer.

GaleríaEditar

AparicionesEditar

ReferenciasEditar


El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.