Wiki Shadowhunters en Español
Advertisement
Wiki Shadowhunters en Español
Spoilers CDSTLH2.png

Belial, también conocido como Beliel y Belhor, es un poderoso demonio mayor y uno de los Príncipes del Infierno junto con otros ángeles caídos.

Historia[]

Es uno de los ángeles seguidores de Lucifer que cayeron con él. Fueron desterrados al Infierno, donde en algún momento creó a la variada raza de demonios conocida como Eidolon, quienes compartían su habilidad para el cambio de forma. Es también el comandante de los demonios belial, nombrados en su honor. En algún punto antes de la creación de los cazadores de sombras, Belial atacó a su hermano Belfegor y le robó su dimensión demoníaca.[1]

En el siglo XIX, Axel Mortmain logró aliarse con él para crear una nueva raza parte nefilim y parte brujo. Para ello, este demonio se valió del cambio de forma, tomando la apariencia del esposo de Elizabeth Gray, Richard, teniendo relaciones con ella y dejándola embarazada. Su hija, Tessa, sería única en su especie, poseyendo la magia de los brujos, la fertilidad de los nefilim y la habilidad del cambio de su padre; uno de los efectos secundarios de su ascendencia mestiza es que las runas no le hacen efecto y se desvanecen en su piel. [2][3]

Eventualmente ella se casó con Will Herondale, con quien tuvo dos hijos, James y Lucie, ambos con habilidades especiales heredadas de su abuelo. Belial, que sabía que una maldición le impedía habitar el mundo humano, vio al mayor de dichos niños como un candidato a convertirse en su anfitrión, pues solo alguien de su propia sangre podía contener su presencia demoníaca, y Tessa, la hija de Belial, contaba con la protección angelical de Ithuriel, que evitaba que fuera poseída.

En torno a 1879 Belial contactó con el brujo Emmanuel Gast, que había sido contratado para colocar hechizos de protección en un recién nacido Jesse Blackthorn, para pedirle que colocase una parte de su propia esencia demoníaca en el niño como parte del proceso. Emmanuel aceptó, y dicha acción provocó que, en 1896, Jesse muriera por intentando recibir su primera runa. Nuevamente Belial utilizó esto como una oportunidad, y envió a Emmanuel Gast con Tatiana Blackthorn, la madre del nefilim fallecido, que pidió que conservara el cuerpo de su hijo para no perder la posibilidad de resucitarlo. El Príncipe del Infierno contactó también con ella, prometiéndole revivir a su hijo y hacer sufrir a su familia a cambio de su ayuda poseyendo a su nieto James. Para esto otorgó poderes de seducción a Grace Blackthorn para que encantara a James, y se aseguró de alejar a los demonios de Londres para debilitar a los cazadores de sombras con falta de práctica.

En 1903 puso en marcha su plan. Convocó a Emmanuel Gast por última vez, haciendo que invocara un Demonio Mandikhor protegido con magia dimensional para resistir la luz del Sol (tras lo cual mató al brujo) e hizo que la criatura sembrase el caos en la capital inglesa, envenenando a varios nefilim e influyendo poco a poco en su nieto James para llevarlo a su dimensión y ofrecerle terminar con los ataques si le permitía poseerlo. Sin embargo, la intervención de Cordelia Carstairs, que lo hirió con su espada, impidió que esto tuviera lugar. Dicha derrota hizo que Belial perdiese control del reino que una vez fue de Belfegor, así que conquistó Edom para sustituirlo, ganándose la enemistad de Lilith en el proceso.[4][5]

Debilitado, Belial recurrió a su segunda opción para vagar el mundo: el cuerpo de Jesse Blackthorn, congelado en un estado entre la vida y la muerte, y todavía con un fragmento del poder del ángel caído. En los siguientes meses Belial comenzó a poseer el cuerpo del joven cazador de sombras durante las horas en las que su fantasma no lo ocupaba, y en diciembre de 1903 lo estaba utilizando activamente para recorrer Londres y asesinar cazadores de sombras antes de que saliera el Sol, robándoles las runas para ponerlas en el cuerpo de Jesse, y así fortalecerse, esperando que su nueva anfitrión fuera más resistente. Mediante una alianza con Leviathan realizó un ataque demoníaco al Instituto de Londres, siendo detenido por la presencia de Cordelia (quien lo hirió la primera vez con Cortana y estaba ahora siendo fortalecida por su condición de paladín) y expulsado del cuerpo de Jesse por los poderes de su nieta Lucie, que comandó al alma del joven Blackthorn a regresar a su cuerpo y expulsar al demonio, destruyendo en el proceso el anclaje demoníaco que este tenía en su cuerpo. Sin dicho anclaje, y tras ser herido una segunda vez por Cordelia, Belial huyó, incapaz de seguir en la Tierra.[6]

Se desconoce en qué circunstancias, pero Belial volvió al mundo humano en las primeras décadas del siglo XX, disfrutando de diversos placeres de esta dimensión, y matando sin remordimiento a aquellos que le decepcionaban de la manera más mínima.

En 1936 se descubrió una pequeña veta de adamas en la piedra caliza de las cavernas bajo las Cataratas de Rubí, en Estados Unidos. Belial, al descubrirlo, se apropió de dicho material (pudiendo manipularlo por ser más poderoso que un demonio común), creando con él una máscara.

Decidió instalarse en el misterioso carnaval de Chattanooga, Tennessee, y montar un Laberinto de Espejos como atracción para atraer víctimas. Estas iban adentrándose en el laberinto y, de conseguir llegar al centro, Belial se les presentaba bajo diferentes formas preguntándoles qué deseaban y ofreciéndoles diversos dones usando la máscara.

Uno de ellos fue Bill Doyle, un niño que obtuvo de Belial La Visión, y gracias a ella pudo ver a la Hermana Emilia y el Hermano Zachariah, que llegaron al lugar para buscar la pieza de adamas, indicándoles quien le había concedido dicha habilidad. Al encontrar a Belial, los nefilim negociaron con él la recuparación del adamas, cosa que este acabó consintiendo, pues no podía matar a Zachariah por una misteriosa deuda que tenía con él, y sentía curiosidad por Emilia. Esta última, antes de despedirse de él, le obligó a conceder a Zachariah y su antiguo parabatai, Will Herondale, una ilusión compartida en la que pudiesen pasar tiempo juntos, bajo amenaza de pasar el resto de su vida forjando una espada capaz de matarle de manera definitiva. El ángel caído accedió, desapareciendo inmediatamente después.[7]

En 2010 Belial acudió a la reunión convocada por Sammael para hablar sobre Lucifer, ridiculizando al principio la posibilidad de que su hermano les hubiese llamado solo para hablar del amor que sentía por Lilith. Durante dicha reunión, Belfegor y él estuvieron ignorándose en todo momento.[8]

Etimología[]

Su nombre se deriva del hebreo bliya'al (bel-e-yah-al). Es una palabra compuesta por bliy (bel-ee') que tiene por significado "corrupción" o "ausencia". El segundo término es ya`al (yaw-al') que significa "ganancia". Por lo tanto su nombre puede interpretarse como: "el maldito", "el destructor" o "el de ganancias corruptas".

La variante de su nombre, Beliel, se traduciría del hebreo como "sin Dios" o "el que carece de Dios".

Trivia[]

  • En el Libro Negro de los Muertos hay varias invocaciones en su nombre.
  • Se desconoce qué reino demoníaco es regido por él.
  • Representa el elemento tierra.
  • Antes de la caída era un ángel del orden de las virtudes.
  • Christopher Lightwood sugirió en una ocasión que los ojos de James podrían ser similares a los de su abuelo, aunque sin saber la identidad del demonio en cuestión.[9]
    • Esto podría ser cierto técnicamente, ya que al ser un cambiaformas, los ojos de Belial pueden ser de cualquier color (y de hecho posiblemente fuesen dorados antes de caer).
  • Es el patrón demoníaco del mes de enero.
    • Curiosamente uno de sus descendientes, Jace Herondale, nació el día 18 de este mes.
  • Se dice que fue él quien animó a Lucifer a rebelarse.
    • De ser así, que se le considere el padre de Lucifer es, en cierto modo, cierto, ya que su influencia contribuyó a la creación del Diablo.
  • Se le conoce por muchos títulos, entre ellos "señor de la arrogancia", "señor del orgullo" y "el hijo del infierno" (Baal ial).
    • En ocasiones también se le llama Satanás, por lo que se le confunde a menudo con Lucifer.
  • Es el demonio que más objetos mágicos ha creado y utilizado en la saga, siendo el responsable de la existencia de la pithos y su máscara especial. También dio uso a un laberinto demoníaco, pero se desconoce si lo creó él personalmente.
    • Su hermano Azazel seguramente haya forjado muchos más artefactos, pero ninguno en los libros publicados.

Apariciones[]

Galería[]

Referencias[]


Advertisement